Electroestumulación

La electroestimulación transmite impulsos eléctricos que provocan contracciones musculares, y como consecuencia, un efecto similar al que se obtendría ejercitando los músculos. De esta forma obtenemos un aumento de tono muscular y reafirmación en la zona a tratar.